Zander Venecia, surfista de 16 años, murió intentando montar “la ola más grande de su vida” en pleno desarrollo del huracán Irma. El talentoso adolescente fue “tragado” por el fenómeno climático que ya es catalogado como el más desastroso de la historia en el océano Atlántico.

El oriundo de Barbados no acató las advertencias de las autoridades, quien entre la fuerte marea generada por el paso del huracán, murió mientras surfeaba en la isla, Box by Box, en la costa este.

El hawaiano Nathan Florence, hermano del actual campeón del mundo, lo sacó del agua sangrando e intentó reanimarle sin lograrlo.

Se cree que parte las motivaciones para tomar la arriesgada decisión fue el hecho de haber surfeado una de las mejores olas de su vida poco antes del fatal accidente.

El ojo del huracán atravesó este miércoles Barbuda con efectos “potencialmente catastróficos” en esta isla y en el resto de Antillas Menores, Puerto Rico, la República Dominicana y otros enclaves del Caribe, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Comments

comments